Compartir

Si estás buscando un hotel con granja es porque no has descubierto aún el concepto de Agroturismo. Además, el nuestro no es un Agroturismo cualquiera, es una opción de vacaciones rurales o escapada de fin de semana que no te dejará indiferente. Actividades con animales, talleres para niños y experiencias en la naturaleza para toda la familia te esperan en Agroturismo El Capriolo.

Agroturismo en la Sierra de Madrid, mejor que un hotel con granja

En uno de nuestros post anteriores te contábamos en qué se diferencia un Agroturismo de una casa rural con granja. Porque un Agroturismo es un modelo de turismo rural diferente que se aleja del concepto que todos podemos tener de un hotel con granja, pero que creemos que es más original y divertido.

Viajar a un Agroturismo no es alojarse en una casa rural en la que viven también algunas especies de animales más representativas de una granja, sino desplazarse a un municipio, en este caso Garganta de los Montes, donde se encuentran unos alojamientos que tienen asociada una explotación.

En este caso se trata de una explotación ganadera, pero también contamos con burros y gallinas que viven en sus respectivas fincas y gallinero. No se trata de un hotel con granja en el que se convive con los animales, sino de descubrir cómo viven realmente nuestros amigos peludos en régimen extensivo (semi-libertad) y cómo se ha trabajado con ellos tradicionalmente.

En Agroturismo El Capriolo aprendemos, nos sumergimos en el paisaje y nos divertimos con distintas actividades en la naturaleza.

El Capriolo tiene mucha historia, hoy queremos contarte una pequeña parte para que entiendas precisamente lo que nos diferencia de una casa u hotel con granja.

Nuestros alojamientos se encuentran en un edificio que hace años era un antiguo pajar que perteneció a nuestros abuelos y está muy vinculado con lo que queremos transmitir. Este pajar se utilizaba para guardar y alojar a los animales: desde cerdos, hasta ovejas, pasando por cabras, pollos de corral. También aquí se estabulaban las vacas para su ordeño.

Pero donde verdaderamente surge el proyecto de Agroturismo y la inspiración para El Capriolo es en Italia, concretamente en la Toscana, lugar donde viví la experiencia de Erasmus.

Allí fue donde pude descubrir mediante mi propia experiencia el increíble mundo del Agroturismo y este concepto de escapada tan original. No era un hotel rural con granja o en el campo sin más, sino un alojamiento donde sus visitantes acudían buscando relax en un lugar ideal.

Pero también iban un paso más allá: se involucraban en las tareas cotidianas, relacionadas con una explotación agrícola. Por ejemplo: daban de comer a los animales, ayudaban en la recolección y cosecha de los productos de la tierra… Allí podían aprender a hacer los diferentes tipos de pasta de la Toscana, participaban en el proceso de fabricación del conocido vino Val di Chianti… Nada que ver con un hotel con granja, simplemente… Agroturismo.

No dejé de dar vueltas al concepto hasta que lo llevé a cabo en mi pueblo, Garganta de los Montes, con los animales autóctonos y las actividades tradicionales que aquí llevamos a cabo: la ganadería, pero también la siembra y cosecha de nuestro huerto para autoconsumo, la cría de gallinas y la recogida de sus huevos, los burros, las sendas y rutas por nuestros caminos para disfrutar de la naturaleza… A las que sumamos talleres en los que recuperamos y mantenemos la tradición.

Todo eso es lo que tratamos de transmitir en Agroturismo El Capriolo: una experiencia completa, una inmersión en un municipio de la Sierra Norte y en sus usos, costumbres y tradiciones.

Como te decíamos… Mucho más que un hotel con granja. Si aún te queda cualquier duda o quieres saber más… ¡Contáctanos!


Compartir

Dejar un Comentario

🇪🇸 »